Cómo enseñar o entrenar a mi perro a jugar a traer la pelota o cosas - Trucos fáciles y divertidos

Todo cuidador de perros debe aprender a jugar con sus perros. Es de vital importancia y es una forma en la que podemos educarlo. En este caso te enseñaremos el truco más amado y conocidos por todos, que aprenda a buscar la pelota y entregarla sin oposición.

Debemos tener en cuenta que este tipo de ejercicios debe tener un previo entrenamiento básico de los comandos más sencillos. Con ello establecer primero el vínculo necesario para que venga hacia nosotros.

Índice()

    Cómo jugar con nuestro perro

    El tipo de juego aunque estructurado debemos parecer siempre buen rollo o buena onda. Aunque estemos enseñando algún comando en una sesión siempre debemos empezar jugando.

    Primero tendrás en cuenta el tipo de juguete que más le gusta a tu perro, ya que hay perros que le fascina la pelota y no tendrás problema para tener su atención cuando quieras jugar. A diferencia de otros qué las pelotas no le llaman tanto la atención y debemos entrenar con premios adecuados además de estimular la búsqueda la pelota o el juego con la pelota para que finalmente tomé interés.

    entrenar perro traer la pelota

    Al jugar con el perro debemos tratar de que la interacción sea mutua, si el perro toma el juguete y se aleja o no quiere soltarlo en estos casos debemos intercambiar el juguete por un premio o galleta luego insertaremos el comando qué queremos decir para que el perro suelte el juguete. 

    Debemos hacer esto de forma repetida con mucha paciencia y nunca molestarnos, ya que el perro cuando falla debemos entender que no quiere fallar sino que realmente no está entendiendo el ejercicio.

    Un juego común y muy utilizada por los entrenadores para generar el estado de buen rollo es el de morder y soltar. Esto se puede hacer con múltiples juguetes mordedores ya sea un disco, una cuerda. En este caso nuestro perro muerde el juguete y el cuidador lo jala cómo intentando quitárselo. 

    Este tipo de juegos crea vínculos porque aunque se está entrenando realmente para el perro no lo parece, no lo ve así, entonces empiezan a crear los lazos que requiere el entrenador para poder luego insertar comandos más complejos.

    De esta misma forma podemos enseñar los trucos de sentarse y pararse. Cada vez que ejecutamos el comando que puede ser sit y el perro logré tomar una postura de sentado aprobaremos con un premio.

    Igualmente con la postura de parado o echado. Qué pasa si nuestro perro no se levanta, pues debemos con el premio llevarlo a esa posición qué es lo que llaman los entrenadores el anzuelo. El anzuelo es el primer proceso que se enseña, qué es sígueme y tendrás un premio.

    Cómo le enseño a mi perro a buscar la pelota y traerla

    Para este juego se recomienda empezar con una collar largo, ya que con ello podemos tener más control y evitar de que se vaya a otro lugar.

    Antes de enseñar cualquier comando y sobre todo uno nuevo, incluyendo el juego de traer la pelota, debemos estar en un sitio sin distracciones externas y completamente tranquilo. Esto evitará la distracción del perro y poder realizar la enseñanza de forma más efectiva.

    Primero que todo debemos practicar El comando de "llamada" y podremos ser con la palabra que nosotros deseamos aunque sea lo más corto posible. Esto se puede realizar primero sin algún juguete de por medio y de la mano con una buena recompensa.

    perro traer la pelota

    Luego de ello podremos usar el juguete que deseamos ya sea una pelota o cualquier juguete que sea de preferencia del perro. Empezaremos lanzándolo a cortas distancias y realizando el comando de llamada para que traiga el juguete. En algunos casos el perro no soltará, pero para enseñar a dar el juguete debemos intercambiarlo por una recompensa. 

    De esta forma ya enseñamos tanto a buscar el juguete con el comando de llamada vendrá nosotros y con el comando indicado para que suelte el juguete no los dará volviendo al ciclo y por supuesto todo siempre de la mano de la recompensa.

    Debemos recordar que si el perro no obedece lo último que haremos es molestarnos o regañar a nuestro perro, ya que el vínculo que hemos creado de amistar se puede romper.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más