¿Qué es Filaria canina o en perros? Cómo saber si mi perro tiene Filaria

Las enfermedades pueden atacar a los seres vivos de diferentes maneras y orígenes, así hay las producidas por degeneración de los órganos del cuerpo, por intolerancia a determinadas condiciones, de origen bacteriano, o de parásitos. Estos últimos pueden afectar a plantas, personas y animales, una de las enfermedades parasitarias de mucho cuidado es la denominada filariosis o filaria canina, una enfermedad que puede ser grave e incluso puede tener un desenlace fatal.

Índice()

    ¿Qué es la filaria canina y cómo se desenvuelve en el organismo de mi mascota?

    La filariosis o enfermedad de gusanos en el corazón es una afección de tipo parasitaria generada por la picadura de mosquitos que se alimentan de sangre, tales como los del género anopheles, culex y aedes.

    Estos (contaminados al picar a un individuo contagiado) dejan sobre la piel un parásito denominado Dirofilaria immitis, el organismo huésped al rascarse facilita la penetración en el cuerpo vía cutánea, posteriormente los larvas entran al torrente sanguíneo y finalmente se aloja en el corazón. Es importante destacar que esta enfermedad puede aceptar a perros, gatos y eventualmente a personas. 

    ciclo de transmision de la filariosis canina

    Una vez en el músculo cardíaco comienzan a desarrollarse y a medida que aumenta su tamaño van generando obstrucción en las vías circulatorias, en las cavidades del corazón tales como el ventrículo derecho.

    También las larvas pueden propagarse vía sanguínea hacia los pulmones generando enfermedades infecciosas en el aparato respiratorio, también puede causar tromboembolia o esclerosis de la arteria pulmonar.   

    Este tipo de mosquitos se pueden encontrar en todos los lugares del mundo de preferencia en zonas tropicales en donde suelen ser endémicos. Por lo que teóricamente en cualquier sitio tu mascota se puede ver afectada.

    ¿Cuáles son los síntomas que puede presentar un perro/gato con filaria canina?

    Dado que la enfermedad se aloja en el músculo cardíaco, los síntomas que se observarán cuando el parásito esté completamente desarrollado pueden confundirse con enfermedades de tipo coronario.

    Aunque si la filaria ha avanzado mucho en el organismo es probable que también pueda causar daño hepático y daño renal como por ejemplo la ictericia. Inicialmente no se manifestará de ninguna manera hasta llegar a estadios bastante avanzados.

    Una vez bien desarrollada en el corazón de tu perro/gato podrás observar ciertas manifestaciones como eczema irritante, pérdida de peso sin razón aparente, tos crónica, cansancio general fundamentalmente cuando realiza ejercicio físico, apatía, desgano y en oportunidades puede haber síncope. 

    A pesar de que el perro puede presentar estos síntomas, para poder diagnosticar la filaria canina es necesario acudir al médico de veterinario el cual utilizará técnicas adicionales como estudios analíticos en sangre, pruebas radiológicas, así como un examen físico completo de tu mascota.

    Él podrá indicarte cuál es el tratamiento más efectivo para eliminar a este parásito del organismo de tu perro y te recomendará cuales son las medidas de prevención para evitar un nuevo contagio. 

    ¿Cómo tratar y prevenir la filaria canina?

    Una vez confirmado el diagnóstico, tu veterinario recetará los fármacos adecuados e iniciará el tratamiento a largo y mediano plazo salir de esta condición y curarse por completo no es una tarea fácil ya que los medicamentos utilizados para eliminar los parásitos adultos no exterminan las larvas.

    Así que el mismo puede durar entre 3 y 9 meses dependiendo del grado de afectación de la mascota y debe ser monitoreado estrictamente por tu médico veterinario de confianza. En muchos casos es necesario restringir la actividad física del animal para evitar ataques cardíacos.

    perro enfermo filariosis canina

    ¿Se puede prevenir la filiariosis canina? A pesar de ser bastante complejo evitar el contagio, ya que no se puede tener control sobre los organismos que transmiten la enfermedad, se puede disminuir la probabilidad de ocurrencia de la misma.

    Lo fundamental es desparasitando a tu mascota con una frecuencia adecuada, no sólo para evitar la filariosis, sino para eludir otras enfermedades de origen parasitario (como los anquilostomas en gatos), esta desparasitación debe realizarse tanto interna, como externamente en tu mascota.

    Evita tener reservorios de agua estancada en casa y de tenerlos es necesario que se encuentren cerrados, también conviene fumigar las instalaciones en contra de mosquitos cada cierto tiempo, esto evitará la reproducción del organismo transmisor y reducirá las probabilidades de contagio de tu mascota.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más