¿Por qué mi perro ladra y gruñe a otros perros? ¿Qué hacer para corregir este comportamiento?

En el caso de que tengamos un perro que ladra constantemente y otros perros cuando lo sacamos a pasear, tendremos que aplicar la educación para corregir estos problemas. Sí has salido con tu perro a pasear y al ver a otro perro al frente de la cera empieza a ladrar de forma desmedida estás en el lugar indicado.

En la mayoría de casos este tipo de conducta se conoce como reactividad. Así que te enseñaremos todo lo que necesitas conocer de la reactividad para que tu perro no gruñe ni ladre.

Índice()

    ¿Por qué el perro ladra y gruñe a otros perros?

    Existen varias situaciones que llevan que tu perro le ladra le gruñe a otros perros. Como indicamos en la introducción esto es debido a lo que en conducta canina se conoce como reactividad. La reactividad es la reacción desmedida, exagerada e injustificada ante un estímulo externo.

    Este estímulo puede ser tanto un carro, moto, autobús, personas o perros. Esto funciona igualmente ante cualquier estímulo externo. Que genera en el perro un estados de ansiedad, miedo e inseguridad a salir a la calle.

    porque mi perro ladra a otros

    A nivel profesional enfocado en la conducta de cachorros, se da un gran valor al adiestrar enfocado en el control de las emociones. Qué el perro aprenda a gestionar sus emociones le permitirá tener un mayor control de sí mismo ante los estímulos externos que por supuesto esto es guiado y aprendido por guía del adiestrador.

    Cuando el cuidador no tiene experiencia e interacciona con el cachorro suelen generarse estos problemas de comportamiento. Uno de los problemas más comunes es como generalmente los cuidadores acarician a sus perros, ya que lo hacen bajo un estado de excitación y emoción que se transfiere al perro.

    En este caso estamos estimulando que aquel perro aprenda a conocer a otros desde la excitación. Ahora bien, cuando el perro crece e interviene con otro cachorro, pero está la distancia y no lo puede conocer.

    Al estar en el estado de excitación el cual aprendido de su adiestrador le genera una frustración y que como reflejo de ello veremos a un perro que ladra y gruñe, porque no puede conocer al otro perro y no ha aprendido a gestionar sus emociones.

    Por ello que los adiestradores aunque aman a su perro los acarician desde un estado de tranquilidad, para transmitir eso al perro y que él aprenda a conocer a otras personas, animales o perros bajo el estado de calma.

    Existe un problema también muy común sobre todo en la edad de los cachorros es que sufren de miedo gracias a un trauma o una mala socialización que tuvo en su temprana edad. esto carrera consecuencias en su conducta a la hora de sociabilizar con otros perros y qué basado en el trauma entra en estos estados de miedo lo que se refleja como un perro que ladra y gruñe.

    En caso de que detectes que tu perro sufre a causa de un trauma lo peor que puedes hacer es forzarlo a interactuar y socializar con otros perros. Esto solo intensificará el miedo del perro a socializar y podrá crear algunas situaciones que pueden tornarse turbias.

    Cómo podemos corregir a un perro que ladra

    Esto se puede solucionar con ciertas terapias de socialización y midiendo distancias de mayor a menor hasta que finalmente el perro aprenda a convivir con otros sin sentir ese miedo.

    porque el ladro grune a otros perros

    Ahora bien en el caso de los, pero reactivos en general, su reacción de ladrar a todo estímulo externo, por lo general viene desde que son cachorros, ya que por alguna razón en la etapa de su mayor aprendizaje no existió la interacción con otros perros, carros, motos, autobuses. 

    Lo que se recomienda es que en su primer año de vida el cachorro pueda tener un buen proceso de habitación qué le permitirá familiarizarse con todos estos entornos externos, por lo tanto ya no lo verá como un peligro y podrá reaccionar de una forma más tranquila que el adiestrador cuidador podrá redirigir fácilmente la atención.

    De la mano de una buena educación, con premios, ir corrigiendo desde la paciencia y gradualmente, al final podrá interactuar con su entorno de forma sana sin ladrar ni gruñir.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más