Cómo bañar a un perro en casa de manera profesional si no le gusta el agua

La higiene y la limpieza de nuestras mascotas son actos que necesariamente tienen que convertirse en hábitos, para así poder evitar enfermedades y padecimientos no sólo de nuestros animales, sino también de nosotros mismos. Es responsabilidad de los cabeza de hogar velar por el bienestar de cada uno de los integrantes de la familia incluyendo a nuestras mascotas.

Índice()

    ¿Cómo bañar a un perro de manera sencilla?

    Una de las actividades que debe realizarse con cierta frecuencia es bañar a nuestro perro. Existen animales que no les gusta el agua e incluso se vuelven agresivos al momento de realizar esta actividad. Continúa leyendo este artículo para que puedas realizar esta actividad como todo un profesional; y deje de convertirse en una actividad traumática no sólo para ti, sino también para tu perro.

    🐶 Cómo Bañar a un Perro en Casa de Manera Profesional si no le Gusta el Agua 💦🐶

    Lo primero que necesitamos tener para poder bañar a un perro de manera profesional a pesar de que no le guste el agua, es tiempo; si, aunque no lo creas este es el principal recurso al momento de realizar esta actividad. A la mayoría de los perros no les gusta el baño; no porque no les guste el agua, no hay indicios de que los perros le tengan particular aversión, sino porque la actividad les resulta muy estresante.

    Planifica bien esta actividad y conviértela en una experiencia agradable no sólo para tu perro, sino también para ti. Ármate de paciencia, disfruta, juega con él, deja atrás todas esas rabietas y molestias que no solo te afectan a ti; sino también a tu mascota. Es necesario que esta sea una actividad calmada, sin gritos ni factores de estrés.

    limpieza de orejas de perro al banar de manera tranquila

    Luego, tengamos a la mano todos los materiales que necesitemos para llevar a cabo la actividad, mucha de esta planificación dependerá del tamaño de tu mascota.

    Para un perro pequeño nos servirá una bañera que se adapte a las dimensiones del animal y unos cubos de agua templada a tibia que sean suficiente para realizar unos 4 enjuagues.

    Por el contrario el animal es un pastor alemán o un rottweiler lo más recomendable es que dispongas de espacio suficiente para que tu y el animal estén cómodos y de una manguera con agua suficiente para los distintos enjuagues a realizar. Si vives en un departamento te sugerimos el área de la ducha.

    Si tu perro se coloca muy agresivo al momento del baño colócale un bozal mientras ambos se adapten a la actividad; recuerda que siempre debes tener una actitud relajada, segura y juguetona para transmitirlas al animal, poco a poco verás como tu perro se adapta y hasta disfruta de la misma.

    Utiliza siempre productos cosméticos exclusivamente para perros, evita el uso de los cosméticos elaborados para personas, estos no están diseñados para el pH de la piel de tu perro. Lee cuidadosamente las etiquetas y las recomendaciones del fabricante.

    Recuerda que dependiendo de la raza, el largo del pelaje y la piel de tu perro puede variar el tipo de producto que necesites usar. Tenlos siempre a la mano a la hora del baño conjuntamente con un cepillo que te permita restregar suavemente la piel y el pelo de tu perro, eliminando así la suciedad que en ella se encuentre.

    secado de perro luego de banarlo tranquilamente

    Paso a paso para bañar a tu perro

    1. Primero agrégale agua comenzando por la cabeza de arriba hacia abajo, luego de este enjuague inicial.
    2. Agrega el champú y restriega con el cepillo suavemente, si tu perro se pone intranquilo; trata de calmarlo y háblale con seguridad pero sin gritar. Si tiene el pelo muy largo no cepilles muy duro aleatoriamente puesto que generarás nudos que luego te costará desenredar.
    3. Retira el champú agregando agua, agrégale de nuevo si es necesario o si tu perro tiene mucha suciedad.
    4. Luego de que has retirado el producto de limpieza, realiza un último enjuague comenzando siempre por la cabeza hasta llegar a los pies.
    5.  Deja que tu perro se sacuda por un par de minutos y luego con una toalla ve secándolos poco a poco; evita frotarla porque también genera nudos en el pelaje. Has particular énfasis en secar las orejas pues son un órgano bastante delicado.
    6.  Finalmente con un secador de mano terminas de eliminar el agua que no se haya quitado.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más