¿Qué es el acné felino y cómo prevenirlo en mi gato? - Consejos y tratamientos

La piel es el órgano más extenso en el cuerpo de los seres vivos, ya que es la barrera que separa el exterior de los componentes internos vitales como el corazón, los riñones, etc. Las patologías en la piel de los animales suelen ser relativamente frecuentes porque es nuestra capa protectora respecto al exterior, pero a través de ella se puede observar si hay algún tipo de daño en el organismo.

Generalmente las enfermedades y/o lesiones pueden producir alteraciones en determinados lugares del cuerpo de acuerdo a la misma, así si se sufre de un golpe muy fuerte se observará un moretón en el área afectada.

O en el caso de enfermedades del sistema endocrino se puede observar alteraciones en la coloración y/o superficie de la piel, la cual pasará a tener un estado de limpieza, liso y agradable a presentar lesiones que varían según la patología e incluso puede generar alopecia.

Índice()

    ¿Qué es el acné felino?

    Un padecimiento típico de los seres humanos y que también se puede observar en los gatos, es el acné, aunque en el mundo veterinario pasa a denominarse acné felino. El acné felino es producido por una alteración de generación excesiva de sustancias grasas y queratina en las glándulas sebáceas del animal.

    puntos negros producidos por acne felino

    La queratina es la proteína que conforman principalmente, los cuernos, las plumas, las uñas (en el caso de tu gato las garras), el pelaje entre otros, que no solo le generan protección térmica a tu gato en los días de invierno, sino que forman parte de su mecanismo de defensa al ser unos de los compuestos que constituyen las garras.

    En el caso del gato es de mucha más importancia, ya que con la secreción que generan pueden marcar e indicar cual es su territorio, así como los objetos de su propiedad y lugares para comer, realizar sus excretas etc.

    Estas sustancias son producidas por las glándulas sebáceas del animal que se encuentran ubicadas en diferentes zonas de la piel como la barbilla, labios, párpados, principalmente aunque también se puede ubicar a nivel del escroto, o en la región de la panza.

    Los gatos afectados pueden ser de cualquier edad, pero el cuadro puede ser más graves en individuos adultos, no existe una prevalencia de género al cual pueda afectar la enfermedad, pero si se ha notado que la raza persa puede desarrollar a partir del acné felino un cuadro de dermatitis facial. Debido a su carácter hormonal esta enfermedad no suele ser contagiosa.

    ¿Cuáles son los síntomas del acné felino, cómo prevenirlo y tratarlo?

    El acné felino se manifiesta con la aparición de puntos negros, cambio en la textura de la piel, presencia de espinillas, dolor, comezón, es por eso que tu gato puede negarse a que le toques con las manos en esos lugares al tratar de evaluar el área. En los casos más severos se pueden apreciar pústulas, inflamación e infecciones cutáneas, en el área afectada.

    Existen algunas medidas que puedes tomar para evitar la aparición de acné felino en tu gato; tales como, evitar contenedores plásticos para colocar el alimento se prefieren las de metal o algún material cerámico. Ser muy cuidadoso con la higiene de tu mascota, sobre todo en la zona de la cara, tratar de limpiarlo siempre después de comer.

    gatito pensativo mirando

    También es importante colocar alimento suficiente en el plato destinado a la comida, de manera de minimizar el roce de la quijada de tu gato con el recipiente vacío, si la lesión es muy grave puede generar molestias y causar que a tu gato le deje de gustar la comida. Tener una alimentación balanceada y adecuada a los requerimientos de tu mascota.

    En caso de detectar  este tipo de alteraciones lo primero que se debe tener en cuenta es evitar la automedicación; ni aplicar líquidos utilizados en humanos, tales como el agua oxigenada, alcohol isopropílico o algún otro.

    Se debe acudir a un médico veterinario el cual después de la evaluación del animal, indicará el tratamiento tópico; como lavados con sustancias antisépticas de uso veterinario (diferentes a las que se usan en personas) cuando sean casos leves o en casos de una mayor gravedad recetará algún tipo de fármaco antibiótico y/o antimicótico.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más