Cómo saber si mi perro me respeta - Aprende a ver las señales

Una pregunta habitual a los adiestradores caninos es cómo saber si nuestro perro nos respeta, quiere o nos considera como su líder. Aunque nosotros le damos todo nuestro cariño y amor, muchos de nosotros creemos que ese sentido es recíproco y no en todas ocasiones así ocurre; es por ello que en este artículo te explicaremos cómo saber si tu perro te respeta, y así podrás estar más seguro del vínculo que se ha creado con tu perro.

Índice()

    Cómo saber si mi perro me respeta

    Ante todo debemos tener en cuenta que nos guiaremos sobre todo por el lenguaje corporal del perro, ya que es la forma de poder comunicarse de los animales, en este caso de los perros. Muchos cuidadores confunden el cariño del respeto, y esto es un caso muy habitual de cómo el cuidador se deja manipular lo que es un claro ejemplo de falta de respeto, aunque lo asociamos más con el cariño y el afecto.

    mi perro me respeta

    Por ejemplo si nos encontremos mirando la televisión en nuestro sofá o acostados en la cama y llega nuestro perro apostar la cabeza en nuestras piernas por ejemplo para que le demos afecto, pensaremos que es una muestra de cariño. Sin embargo aunque sí demuestra cariño de parte del perro lo está haciendo de una forma irrespetuosa, ya que como tal esta es exigiendo el afecto.

    Como sé cuándo mi perro me pide cariño de forma respetuosa

    Eso lo determinará el lenguaje corporal qué debe estar asociado con un lenguaje de sumisión. Es decir, el perro puede llegar de esa misma forma a nuestro sofá, pero esta vez, no posa su cabeza sobre nuestras piernas ni pone el peso de su cabeza.

    En el buen ejemplo, se acerca lentamente y con su lenguaje cabeza baja hombros encogidos demostrará que está solicitando de forma respetuosa ese afecto. Entonces la diferencia en conclusión es si tu perro se acerca exigir o a solicitar, así sabremos si realmente nos respeta.

    Otra manera descubrirlo es a través de los paseos, sabremos que no existe respeto cuando el perro jala de la cuerda y guía el paseo, aunque esté motivado por estímulos externos que pueden generar miedo como otros perros. El mismo caso ocurre cuando se está paseando al perro sin su correa, cómo puede ser en un parque, y el cuidador termina detrás del perro llamándolo, es una señal clara de que el perro no está respetando.

    El respeto estaría manifiesto cuando ante algún estímulo el perro se ve tentado, pero mira antes a su cuidador, como pidiéndole permiso de poder acercarse a conocer, oler, jugar y será entonces cuando el cuidador autorizará esa solicitud del perro.

    ¿Por qué mi perro es irrespetuoso?

    Este problema de educación de los perros se da porque el cuidador da su confianza sobre su autoridad, por lo tanto siempre se debe exigir el respeto de nuestro perro y que poco a poco le podamos dar confianza.

    Es muy común ver cómo los hogares los cuidadores defienden conductas como cuando el perro le gruñe por tomar alguno de sus juguetes o en el momento en que el perro está comiendo. Aunque los cuidadores piensen que esas son sus cosas y por algo es algo normal que gruñe, realmente es una falta de respeto.

     

    saber si tu perro te respeta

    Podremos entender este proceso al saber cómo funciona a nivel jerárquico las conductas de las manadas de perros. En el caso de que se acerque un perro respetado con mayor jerarquía, el perro que está comiendo de menor jerarquía se alejara, por lo tanto el perro está actuando como si fuera el líder de la manada y por eso gruñe a las personas porque el cuidador le ha dado esa autoridad.

    En la interacción de los perros también podemos identificar cuando nuestro perro es irrespetuoso. El caso típico es cuando los cuidadores comentan que el perro ladra o se altera mientras está en correa, pero cuando se sueltan el parque interactúa naturalmente.

    Este es el claro ejemplo de respeto, ya que con la correa el cuidador transmite su inseguridad y el perro que se considera de mayor jerarquía se siente cohibido, más exige a través del ladrido y de su expresión corporal que lo libere.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más